PRENSA

Una selección de prensa que caracteriza nuestro trabajo y asociados

  • ABRAZO AL PATRIMONIO
    ABRAZO AL PATRIMONIO
    Octubre 12, 2015

     

     ABRAZO AL PATRIMONIO - 12/10/2015

     

     

    Desde el año pasado, esta escultura de Antoine Bourdelle está seccionada. Le han robado la parte superior e inferior del arco. No es la única: la depredación de las obras que embellecen el espacio público de la Ciudad de Buenos Aires es sistemática y llama la atención lo fácil que es destruir obras o directamente robarlas, totalmente o en partes. En septiembre nos enteramos que la estatua de Canning, realizada por Robert Garrard  en plata 925, que estaba en la Facultad de Ciencias Económicas de la Universidad de Buenos Aires (si se quiere una suerte de espacio público porque se trata de una universidad estatal y la estatua estaba a la vista del público), desapareció en febrero, misteriosamente, y que las autoridades no habían hecho la denuncia. Es conocido el triste destino de la estatua de Cristóbal Colón, y se teme por los embates contra el monumento a Roca ubicado junto a la Legislatura porteña, ya que un legislador propuso sacarla de allí y llevarla a una estancia de la familia Roca. Estos casos y muchos otros que conocemos, nos llevaron a proponer este abrazo al patrimonio, que llevamos a cabo hoy, 12 de octubre, con ciudadanos igualmente preocupados y ocupados en cuanto a este sistemático deterioro de las estatuas y monumentos públicos. Se firmó un petitorio que será elevado con una nota a las autoridades de Cultura y de Espacio Público de la Ciudad, y los presentes coincidieron en compartir la información para mantener un reporte actualizado de los casos que conocen o que les reportan. Surgió además la propuesta de conformar un OBSERVATORIO DEL PATRIMONIO, no sólo como piezas de arte sino como recursos para el trabajo de los guías de turismo de la Ciudad.
    Heracles arquero, realizada en 1909, es la escultura más conocida a nivel mundial del escultor Emile Antoine Bourdelle (1861- 1929). Representa uno de los doce trabajos de Heracles, en el que debe abatir los pájaros del Estínfalo. 

    La Municipalidad de Buenos Aires compró una copia a su autor, a fines de los años 30. Es una de las 10 copias que hay en el mundo (varias de ellas en Francia). Estuvo guardada por cuatro años (2001-2005) en los talleres de Monumentos y Obras de Arte (MOA) en el barrio de Palermo.
      Es una escultura de bronce hueco hecha a la cera perdida; fue concluida en 1909, mide 2,40 m de altura por 2,30 de longitud y pesa más de 500 kilos
       La obra está, en la Plaza Dante (Libertador, Figueroa Alcorta, Pueyrredón y Emilio Petorutti)  desde julio de 1944. Su primer destino había sido, en 1938, la Plaza Lavalle. 
    El cuerpo de Heracles está en tensión pero a su vez se muestra en equilibrio y le confiere gran equilibrio en la composición. Su mano derecha muestra firmeza y potencia. La figura forma un puente con el apoyo en la piedra de base. En El arquero Heracles el artista pone de manifiesto su admiración por el arte clásico. 

    Heracles fue uno de los principales héroes mitológicos griegos; hijo de Zeus y de Alcmena. Los romanos lo llamaron Hércules.
    La escultura representa un momento del sexto trabajo conocido como el de las “Aves Estinfálidas”. Estas tenían picos, alas y garras de bronce y poseían la particularidad de ser devoradoras de hombres; estaban consagradas a Ares, el dios de la guerra. Heracles se vio ante la imposibilidad de ahuyentarlas con las flechas de su arco, pues eran muy numerosas. Tuvo la ayuda de Atenea que le dio unos címbalos (platillos) de bronce. Al tocarlos fue tal el estrépito que produjo que las aves levantaron vuelo y enloquecieron por el terror.
    Otras obras de Bourdelle en Recoleta

     

      El  último Centauro, realizada en 1914,  tiene relación con Heracles ya que el Centauro Neso se había enamorado de la prometida de Heracles (Hércules), Deyanira y en un momento intentó raptarla pero Hércules lo descubrió y lo mató con una flecha. Cuando estaba agonizando untó con su sangre una manta y le dijo a Deyanira que con ella podría asegurarse de que Heracles le fuese fiel.  Deyanira le creyó y en una oportunidad se la dio a Heracles quien murió a causa de esta manta que en realidad tenía veneno.
     La figura tiene una actitud doliente. El detalle de la cabeza recostada sobre el  hombro izquierdo carga de dramatismo la escena. El brazo derecho sobre la lira y la posición de las patas traseras le agregan una cuota romántica a la escena.
    El monumento ecuestre a Carlos María de Alvear , que el propio Bourdelle consideraba su obra maestra dentro del género de monumentos.
    Émile Bourdelle (1861-1921), nació en Montauban, 30 de octubre de 1861. Hijo de un ebanista. Concluyó a los trece años la escuela primaria y se dedicó a trabajar como grabador de madera en el taller de ebanistería de su padre. Tiempo después ingresó a la Escuela de Bellas Artes de Toulouse.

     

      Trabajó como ayudante de Rodin entre 1893 y 1898. Luego comenzó a trabajar en forma independiente. El escultor señala: “Había en mis estudios y en todo mi trabajo una fuerte influencia del estilo de Rodin. Pero habiendo penetrado al interior de sus conocimientos, supe de una vez servirme de ellos para un objetivo opuesto al suyo. Yo escapaba de la brecha, del plano accidental, para buscar el plano permanente. Buscaba lo esencial de las estructuras, dejando en segundo plano las ondas pasajeras” (catálogo Émile-Antoine Bourdelle, MNBA).

     

    Muere en Le Vésinet-Yvelines el 1 de octubre de 1929, a los 68 años de edad.
     
     
     
     
     
     

     


    Descargar Descargar adjunto